Sesión

Aspectos veterinarios, farmacéuticos y médicos en la expedición de Magallanes-Elcano

Aspectos veterinarios, farmacéuticos y médicos en la expedición de Magallanes-Elcano

Sesión organizada por las Secciones de Medicina, Farmacia y Veterinaria dentro del ciclo "Magallanes y Elcano", sobre el tema: Aspectos veterinarios, farmacéuticos y médicos en la expedición de Magallanes-Elcano.

Intervienen:

Dr. D. Claudio Becerro de Bengoa
Académico Correspondiente de la Sección de Medicina
Peculiaridades médico-sanitarias en la expedición

Dr. D. Jesús de la Osada García
Académico de Número de la Sección de Farmacia
La ruta de Magallanes-Elcano y el comercio de las especias en España

Dr. D. Emilio Espinosa Velázquez
Presidente y Académico de Número de la Sección de Veterinaria
Alimentos y animales, citados en las etapas del viaje

LUGAR: Aula Escalonada. San Bernardo, 49
FECHA: Miércoles 23 de octubre de 2019, a las 18:30 h

RESUMEN

Dr. Claudio Becerro de Bengoa
En nuestra comunicación tratamos de informar acerca de la vida de nuestros marinos, en aquella gloriosa época de descubrimientos, con su cuitas, enfermedades y sufrimientos, destacando todos aquellos elementos que determinaron el logro de sus aspiraciones, jugando un gran papel la alimentación, la higiene y las afecciones anímicas, propias de los hombres del mar, que podemos escudriñar gracias a los informes de Pigafetta, Gines de Mafra, F. Albo, Juan Sebastián Elcano y M. Transilvano.
La alimentación con sus "galletas de barco", sus verdurangas y sus mazmorras aderezadas con un sin fin de sabandijas extrañas, reguladas por las ratas y determinantes por su deficiencia de una serie de afecciones gravísimas como el escorbuto, el beri-beri o la pelagra entre otras.
Mientras que debido a la deficiente limpieza de las naves eran víctimas de epidemias como el paludismo, peste bubónica, tifus exantemático, etc.
Inherente a la falta de intimidad, a la soledad junto con la fatiga mental y física, así como la incertidumbre o al desconsuelo del amor no enamorado, son motivo suficiente para la posible aparición de la enfermedad mental a bordo.

Dr. Jesús de la Osada García
En la charla, se presentarán las bases farmacéuticas para el uso de las especias en ese preciso momento histórico. Se centrará en el azafrán, canela, clavo, jengibre, nuez moscada, pimienta negra y sándalo. Se revisará la competencia comercial con Portugal en su comercio y la necesidad de una ruta alternativa para las mismas. Igualmente, se relatará la repercusión económica de la expedición Magallanes-Elcano y el inicio del comercio español de las especias.

Dr. Emilio Espinosa Velázquez
Abordaremos la presentación, en los apartados siguientes: La medicina animal en la época del viaje; Organización y planificación y Animales y alimentos, descritos.
La Albeitería, surge después de una larga evolución histórica y se inicia con la Pragmática de los Reyes Católicos (1500).
La Expedición llevaba 500 toneladas de provisiones, que debían ser suficientes para navegar durante dos años. Salen de Sanlúcar de Barrameda, el 20 de septiembre de 1519.
De Tenerife a la Bahía de Sepetiba, en octubre encuentran tiburones. El 29 de noviembre cerca del Cabo de San Agustín, hacen la primera provisión de alimentos: aves; patatas; cañas dulces; carne de anta; gallinas; gansos y pescado. En Brasil, abundan las provisiones, poseen cerdos (pécaris) y aves grandes cuyo pico es una espátula.
Se detuvieron en dos islas pobladas por pingüinos y lobos marinos. Los pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus), eran tan mansos que en una hora cogieron suficientes para las cinco naves (Segunda Provisión de alimentos). Denominaron a la zona Patagonia y a sus pobladores patagones. Hay un animal que abunda que es el Guanaco.
El 24 de agosto de 1520, parten de San Julián y dos días más tarde llegan al Puerto de Santa Cruz. Permanecen 54 días, para abastecer las naves de agua y de leña y realizan la Tercera Provisión de alimentos. El 21 descubren el Cabo de las Vírgenes y un estrecho en el que encuentran: agua, sardinas y marisco, así como una especie de apio dulce (Apium dulce) con el que se alimentaron. Realizaron la Cuarta Provisión de alimentos.
La travesía de Estrecho duro 28 días y el 18 de noviembre de 1520, desembocaron en el Océano Pacifico, navegando durante 111 días más, sin probar ni un alimento fresco. Después de 139 días de navegación, llegan al Cabo de Gaticara (el 6 de marzo de 1521), permanecen 3 días en la Isla de Guam y hacen la Quinta provisión de alimentos: aves, peces voladores, patatas, higos, caña de azúcar y otras frutas.
La octava etapa, se inicia el 9 de marzo de 1521 en la Isla de Guam. El día 16 de marzo, después de 7 días de travesía, se hallan cerca de la isla, de Homonhon, en la que permanecen 9 días. El viernes 22, llegan dos canoas. Compran todo y realizan la Sexta provisión de alimentos. Salen el 25 de marzo y llegan 28 a Mazava, donde hay: perros, gatos, cochinos, cabras y gallinas, y como vegetales comestibles: arroz, mijo, panizo, maíz, cocos, naranjas, limones, plátanos y jengibre. En la Isla Catigan, vieron murciélagos tan grandes como águilas: uno que mataron lo comieron, encontrándole sabor de gallina. Había también palomas, tórtolas, loros y otros pájaros negros.
Salen el 4 de abril de 1521, desde Mazava y después de 3 días de travesía llegan a Cebu el 7, donde permanecen 23 días. No faltan víveres, existen: puercos, cabras, gallinas, perros y gatos, que comen. Hay también: arroz, mijo, panizo y maíz, naranjas, limones, caña de azúcar, cocos, calabazas, cidras, ajos, jengibre, miel y otros productos.
Siguiendo viaje, llegan a Butuán. Encuentran en esta isla: cerdos, cabras, arroz, jengibre y todo lo que habían visto en las otras. Realizan la Séptima provisión de alimentos. Palawan, les proveyó de: cerdos, cabras y gallinas, bananas de varias especies. Tenían también: cocos, cañas de azúcar y raíces semejantes a nabos. Del arroz, sacan por medio de un alambique, un vino más fuerte y mejor que el de palmera.
El 29 de julio de 1521, salen de Brunéi y después de 93 días llegan, el 8 de noviembre, a las Molucas en las que permanecen 43 días. En la Isla de Burne, se encuentra un árbol (capor) que exuda gota a gota de la corteza, el alcanfor. Tienen: canela, jengibre, mirabolanos, ciruelas amarillas, naranjos, limones, caña de azúcar, melones, cidrascayotas, rábanos, y cebollas. Hay: elefantes, caballos, búfalos, cerdos, cabras, gallinas, gansos, cuervos, otras aves y jabalíes muy grandes La principal Isla del Maluco es Tarenate, además de clavo, hicieron la Octava provisión de víveres: cabras, gallinas, cocos, plátanos, otros comestibles y agua.
El 15 de diciembre, el rey de Tadore envió víveres: cabras, cocos, vino y otros comestibles y 80 toneles de agua. Hicieron la Novena provisión de alimentos. Todas las islas Molucas producen: clavo, jengibre, sagú, arroz, cocos, higos, plátanos, almendras, granadas dulces y ácidas, caña de azúcar, melones, pepinos, cidras, comilicai); guave (guayaba) y vegetales para comer. Hay: aceite de coco y jenjelí (ajonjoli). Cabras, gallinas y una pequeña abeja que da una miel muy buena. Hay loros: blancos (catara), y rojos (nori), que hablan bien.
En la Isla de Buru, había víveres en abundancia: cerdos, cabras, gallinas, cañas de azúcar, cocos, Sagú, plátanos que llaman canali y chicares, (nanga). La fruta (comilicai) se parece a las piñas de los pinos, su interior es blanco, tiene semejanza con la pera, pero es más tierna y de un gusto exquisito. Hay dos pimientas: la larga (luli) y la redonda (lada). Hicieron la Decima provisión de alimentos
En la isla de Timor, se encuentra el sándalo blanco, que se debe cortar en ciertas fases de la luna y hay también en ella: búfalos, cerdos, cabras, gallinas y loros de diferentes colores. Se dan igualmente el arroz, plátanos, jengibre, la caña de azúcar, naranjas, limones, almendras, frijoles y cera.
Salen de Timor el 7 de febrero de 1522, el Cabo de Buena Esperanza, el más grande y peligroso de la tierra, lo doblaron el 6 de mayo, llegando el 10 de julio después de 153 días de travesía, a las Islas de Cabo Verde, donde permanecen 3 días. Salen el 13 de julio después hacer la undécima  provisión de alimentos (arroz). Navegaron hacia el Cabo de San Vicente, y el 6 de septiembre de 1522, llegan después de 55 días a Sanlúcar de Barrameda.
Los sanluqueños ven llegar una nave fuertemente escorada, y con 18 escuálidos navegantes, "flacos como jamás hombres estuvieron“. La comida que les ofreció la Casa de Contratación fue: 12 arrobas de vino, 75 hogazas de pan y roscas, y un cuarto de vaca.
La expedición costó 8.346.379 maravedíes. El cargamento traído en la nao Victoria fue de 381 sacos de especias, con un peso de 524 quintales. Su venta en el mercado español y europeo cubrió los gastos de la expedición y arrojó un beneficio de 346.220 maravedíes.

GALERÍA