Sesión

Fernando de Magallanes. El hombre y su obra. Ayer y hoy

Dr. D. Emilio de Diego García

Sesión organizada por la Sección de Humanidades dentro del ciclo "Magallanes y Elcano".

Interviene el Dr. D. Emilio de Diego García, Presidente de la Sección de Humanidades, sobre el tema: Fernando de Magallanes. El hombre y su obra. Ayer y hoy

LUGAR: Aula Escalonada. San Bernardo, 49
FECHA: Miércoles, 5 de junio de 2019, a las 18:30 h

RESUMEN

Somos como somos, pero también como nos ven los demás. La historia se construye sobre estos dos elementos la realidad (objetivable) y la percepción valorativa que, en cada momento, se hace del pasado, a la luz de las inquietudes e interrogantes que se van planteando.
La biografía, como género historiográfico, se somete también a esta doble circunstancia. El personaje sobre cuya vida se escribe merece una mayor atención en unos u otros aspectos de su peripecia vital según la coyuntura. Esto no debe justificar, en modo alguno, los anacronismos y la incorrecta utilización de valores y conceptos, propios de un tiempo pero no válidos en otro.
En esta ponencia, conforme al espíritu que anima la actividad de la RADE, pretendemos dimensionar la figura de Magallanes, tal y como corresponde a la información que sobre él tenemos, a su significado en la parte del siglo XVI que le tocó vivir y lo que representó en la puesta en marcha del proyecto, que bajo el patrocinio de Carlos I, sería concluido por Elcano completando la primera vuelta al Mundo.
En 1938 publicó Stefan Zweig, Magallan. Der Mann und seine Tat, traducida al español en estos últimos años con renovado interés, bajo distintos títulos.
El texto del judío austriaco, rozando la hagiografía, trajo de nuevo a una cierta actualidad al navegante cuya memoria se había obscurecido en el curso de los años.
Ahora, con motivo de la rememoración de la gesta patrocinada por España, han surgido algunas tergiversaciones con fines políticos, generadoras de un debate que poco tiene que ver con la historia. Solo hay una cosa peor que no saber nada de nuestro pasado y es conocerlo poco y manipularlo por intereses políticos. Con estas dos premisas el desastre intelectual está asegurado. Vamos a tratar de abordar el objeto de nuestra ponencia con la seriedad con la que lo han hecho los mejores especialistas portugueses y españoles, dejando el campo de la confusión interesada para otros protagonistas.