Mesa redonda

Impacto de nuestros amigos los `Microorganismos´ en la salud

Impacto de nuestros amigos los `Microorganismos´ en la salud

Mesa redonda organizada por la Sección de Ciencias Experimentales junto a la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP).

Intervienen:

Dr. D. Antonio Bascones Martínez
Presidente de la RADE

Dr. D. José María Teijón Rivera
Académico de Número y Presidente de la Sección de Ciencias Experimentales
Moderador

Dra. Dª. Mónica de la Fuente del Rey
Académica de Número y Secretaria de la Sección de Ciencias Experimentales. Universidad Complutense de Madrid

Dr. D. Guillermo Álvarez Calatayud
Presidente de la SEPyP. Hospital Gregorio Marañón

Dra. Dª. Carmen Guaza Rodríguez
Académica Correspondiente de la Sección de Ciencias Experimentales. Instituto Cajal del CSIC

LUGAR: Salón de Actos de la Biblioteca Marqués de Valdecilla. Noviciado, 3
FECHA: Miércoles, 26 de septiembre de 2018, a las 18:30 h

RESUMEN

Se va a tratar un tema de gran actualidad, en el que las aportaciones científicas, cada vez más abundantes, están descubriendo y confirmando continuamente el papel tan relevante que tienen nuestros microorganismos autóctonos, la denominada microbiota, para mantener la salud.
Los tres ponentes desarrollarán el tema, iniciándose el mismo con una visión general de la importancia de la microbiota para una vida saludable, seguido de la puesta al día de las aplicaciones que los probióticos tienen en la modulación de la microbiota en muchas enfermedades y se finalizará con un ejemplo concreto como es el papel de la microbiota en una patología del sistema nervioso, la esclerosis múltiple.

1. PRESENTANDO A LA MICROBIOTA AUTÓCTONA Y SU PAPEL EN LA SALUD
Mónica De la Fuente
Los microorganismos que están en nuestra piel y mucosas constituyen lo que se denomina la “microbiota autóctona”. Son muy numerosos (unos 10 por cada célula propia) y sin ellos nuestra existencia sería imposible. Actualmente se sabe, y lo avala miles de publicaciones científicas, muchas en revista de alto impacto, que esa microbiota cumple importantes funciones. Así, se puede mencionar que nos protegen frente a los microorganismos patógenos, que favorecen muchas actividades metabólicas, y que permiten el adecuado desarrollo y funcionamiento de nuestros sistemas homeostáticos como el sistema nervioso y el inmunitario. Esto explica que una apropiada microbiota sea requisito imprescindible para estar sanos y que los desequilibrios en tales microorganismos estén en la base de cientos de enfermedades. Muchos factores de estilo de vida, como la dieta que se tome o la ingestión de antibióticos, entre otros, pueden modificar la proporción y diversidad de esos microorganismos y conducirnos a toda una serie de patologías. La utilización de probióticos en este contexto se muestra con un prometedor futuro.

2. APLICACIONES CLINICAS DE LOS PROBIOTICOS
Guillermo Álvarez Calatayud
Cada vez se da mayor importancia a la modulación de la microbiota intestinal mediante el empleo de probióticos, prebióticos y simbióticos para tratar diversas enfermedades, principalmente problemas gastrointestinales, como diferentes tipos de diarreas (de la comunidad, asociadas a los antibióticos, del viajero, intolerancia a la lactosa, etc.), trastornos funcionales (cólico del lactante o síndrome del intestino irritable) o procesos inflamatorios (colitis ulcerosa). Además se usan con éxito en diversas patologías de la mujer (vulvovaginitis y mastitis) y se ha valorado su efecto en las alergias como la dermatitis atópica y en la prevención de infecciones (desde el recién nacido prematuro hasta el anciano). Paralelamente a los numerosos proyectos de investigación que han aparecido en los últimos años dedicados a ampliar el conocimiento de la microbiota autóctona, las investigaciones en animales de experimentación y en humanos abren la puerta a futuras aplicaciones con la suplementación de estos organismos y nutrientes. Hay estudios que apoyarían su utilización en problemas nutricionales (obesidad, malnutrición), enfermedades neurológicas y alteraciones del comportamiento (autismo, depresión, ansiedad), en la enfermedad periodontal y la eventual prevención en varios tipos de cáncer. Por último, se está avanzando en las repercusiones que la alteración de la microbiota puede tener en la aparición de enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosis, diabetes, hipercolesterolemia, síndrome metabólico, etc, y los probióticos podrían tener un papel importante en las mismas.

3. ¿CÓMO AFECTA LA MICROBIOTA INTESTINAL AL DESARROLLO DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE?
Carmen Guaza.
La microbiota intestinal se considera un factor de riesgo en el desarrollo de la Esclerosis Múltiple (EM). En modelos experimentales de EM, determinadas bacterias, como la bacteria segmentada filamentosa puede desencadenar el proceso de desmielinización autoinmune mientras que otras especies de bacterias tienen efectos beneficiosos como Bacteroides fragilis o diferentes mezclas de Lactobacillus. La microbiota modula el sistema inmune del huésped, la integridad de las barreras biólogicas, e incluso la actividad de células intrínsecas del SNC. Además, se ha reconocido una disbiosis intestinal característica durante el curso clínico de esta enfermedad. Puesto que la EM es una patología compleja y heterogénea con una gran variedad de factores de riesgo asociados se considera altamente positivo tener en cuenta la posibilidad de que los tratamientos actuales se combinen con estrategias que modulen la microbiota intestinal como un enfoque terapéutico más amplio que mejoren el resultado clínico en los pacientes con EM.